PERSONAL INFINITY COACHING
Somos los expertos en nosotros mismos.
Consigue tus sueños.
ENTRA EN ACCIÓN.
Todos somos capaces de llevar nuestra vida hacia donde queremos.
Empecemos por el principio.
YO PUEDO……
Si nosotros cambiamos, cambiará nuestro entorno.
AUTOCOACHING
Toma las riendas de tu vida.
Saca lo que tienes dentro.
Descubre todas tus posibilidades.
¿Una ayuda?
Cuenta con el coaching para conseguir tus objetivos
Llegaras hasta donde quieras.
Ponte a trabajar.
ES TU VIDA.
NO hay nada imposible
Si quieres cambiar tu vida, cambia tu forma de hacer las cosas, si no seguirás obteniendo los mismos resultados.
Todas las oportunidades están ahí, para ti.
No dejes pasar la vida.
VIVELA como tu quieres.
Ser optimista es una elección.
Aprende a ver los aspectos positivos de la vida.
Consigue tu objetivo.

DISFRUTA DE TU VIDA

REIRSE

Aprende a reírte de ti mismo. Pierde el miedo al ridículo. Juega, baila, salta. No hay edad límite para ello.

DISFRUTA DE TU VIDA.

SEPARA LAS COSAS BUENAS DE LAS MALAS

mini-planta

Acepta la realidad, separando las cosas buenas de las malas, te permitirá ser más objetivo y darte cuenta de que no “Todo” está mal. A nuestro alrededor hay muchas cosas positivas. Centrate en ellas y avanza en esa dirección.

EL BUEN MAESTRO

buen maestro

ELIGE COMO QUIERES QUE SEA TU VIDA

1385843_10200630673065836_687685176_n

Elige como vas a reaccionar y lo que quieres sentir: cualquier persona siempre puede elegir como va reaccionar ante cualquier acontecimiento. El que se deja envolver por las circunstancia pasa a formar parte del problema, así que mira las cosas desde varias posiciones, de tal forma que eso te permita tener una visión más amplia de lo que ocurre y elegir cual quieres que sea tu actitud.

No permitas que nadie puede decidir como va a ser TÚ día, es una decisión TUYA.

No te dejes influir por lo que hagan los demás. El otro día vi un letrero que decía: “Hoy es un buen día, seguro que viene alguien y me lo fastidia”. NUNCA permitas que esa frase sea tú realidad. Tú eliges como quieres que sean cada uno de los días de tú vida.

Ante una situación tu puedes elegir si quieres ver los puntos positivos y tomartelo bien, tratando los posibles aspectos desfavorables desde ese punto de vista positivo.

Céntrate en las soluciones y no en los problemas.

Elige tu forma de ver las cosas y de sentirlas. Vive TÚ vida.

Si decimos que no tenemos tiempo para pensar en lo más importante, que es nuestra vida, entonces ¿en que pensamos?

¿MIEDO AL EXITO?

 

Yo creo que es bueno que todos nos paremos a pensar en los “porqués” de nuestra forma de actuar y de los resultados que obtenemos.

Para ello os dejo este artículo, sobre el MIEDO AL EXITO para que, en este momento, os preguntéis TODOS QUEREMOS TENER ÉXITO ¿O NO?.

Es difícil creer que existe el miedo al éxito, pero es una de las principales razones de nuestros fracasos y limitaciones.

Un miedo difícil de reconocer.

“El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”.

Charles Augustin Sainte-Beuve (Escritor y crítico literario francés).

 

¿Qué significa tener miedo al éxito?

¿Miedo al éxito?

Parece ilógico.

Aparentemente todos deseamos ser exitosos, ¿o no?. El éxito causa temor por el significado que le damos.

El éxito nos da miedo, cuando:

  1. Consideramos que el éxito demuestra nuestro valor como personas.
    Si pensamos así, una vez alcanzado cierto nivel, creemos que tenemos que mantenerlo a toda costa para no perder ese valor adquirido.
    Lo que significaría, tener éxito en todo lo que hacemos.
  2. No fallar nunca. Esto es imposible. Ante esta creencia errónea, la gente prefiere estancarse en donde considera, que puede mantenerse fácilmente.
  3. Pensamos que, a mayor éxito, mayores responsabilidades, trabajo y esfuerzo.
    Creemos que el tener éxito va a exigir de nosotros conductas que no tenemos o responsabilidades que no sabemos manejar.
    Cuando pensamos que el costo va a ser muy elevado, nos frenamos.
  4. Tenemos la creencia, errónea, de que no nos lo merecemos o de no somos lo suficientemente capaces para mantenerlo.
    Esto nos lleva a pensar que en cualquier momento lo podemos perder y por lo tanto, sufrir.
  5. Consideramos que el éxito va a provocar la envidia y el malestar de la gente que nos rodea, alterando o deteriorando nuestras relaciones.
    Relaciones que no queremos perder.
  6. Pensamos que si logramos nuestra meta, vamos a perder la motivación o ya no vamos a tener algo porque luchar.

El temor al éxito se basa en creencias equivocadas, relacionadas con las consecuencias de nuestro éxito. Consecuencias que se van a dar en el futuro.

Generalmente esas creencias son equivocadas o están exageradas.
Están relacionadas con un mal aprendizaje que tuvimos en algún momento de nuestra vida. Pero estamos seguros de que así va a ser.

Como no queremos exponernos a problemas o sufrimientos futuros, evitamos el éxito.

Con frecuencia esta forma de pensar es inconsciente. No nos damos cuenta de ella.

El dicho “más vale malo por conocido, que bueno por conocer” refleja perfectamente esta situación.

Lo desconocido puede ser amenazante. Como no podemos manejar el futuro en nuestro presente, sentimos la falta de control y nos angustiamos.

¿El resultado?

Dejamos de hacer muchas cosas que aumentarían nuestros logros.

Creemos, equivocadamente, que si demostramos que podemos tener éxito, porque tenemos la fuerza y determinación para ello, tenemos que explicar por qué no lo tuvimos antes. Por qué no evitamos parte del sufrimiento que hemos vivido.

Esta forma de pensar es equivocada. Hoy no somos los mismos que en el pasado. Cada día aprendemos algo nuevo y nos fortalecemos.

Si hoy hacemos algo que no hicimos en el pasado, es porque hoy podemos hacerlo y antes no.

¿Qué hacer?

Analiza tu comportamiento.

¿Podría ser, que un obstáculo importante en tu vida sea el miedo al éxito?

¿Cuáles crees que son las razones para dicho miedo?
Escríbelas en un papel.

Si le enseñaras ese papel a la persona que más te quiere y le pidieras que analizara cada una de las oraciones que escribiste, diciéndote por qué no está de acuerdo con cada una de ellas.

¿Qué crees que te diría?

En otra hoja de papel escribe una por una, todas las razones que tu amigo te daría. Hazlo ampliamente, imaginando que es él quien escribe.
No pienses en lo que estás escribiendo. No lo analices ni critiques. Cada vez que sientas que algo te impide seguir adelante con una meta o una conducta, saca el papel y léelo cuidadosamente.

Esa persona seguramente es más objetiva que tú.  Si crees que su opinión no es correcta, porque no te conoce íntimamente o porque te quiere mucho. Piensa que tu opinión tampoco es objetiva.
Si todas las críticas que te haces fueran ciertas, no habrías obtenido nada de lo que tienes.

En ningún sentido. ¿Quieres lograr más?. Date el permiso y la oportunidad. Si no sabes algo, apréndelo. Si necesitas ayuda, pídela.

Tu valor como persona no depende de tus logros o fracasos.
Depende de tu capacidad para sentir, pensar, aprender, desarrollarte y actuar. Tu capacidad es mucha mayor de la que crees.

No te des más excusas. Actúa como si no tuvieras miedo, practica y disfruta los resultados. Lee sobre el miedo al cambio, al fracaso y otros obstáculos que nos impiden tner una vida mejor. Fortalecer la autoestima y aprender a manejar el estrés pueden ayudarte a resolver algunos de los problemas que te impiden lograr tus metas.

(Psic. Silvia Russek. Lic. En Psicología Clínica. Maestría en Terapia de Pareja.
Tel. 044 55 1924 9863 (Ciudad de México).e-mail: bienestar.e@gmail.com)


EMPIEZA TU CAMBIO A MEJOR

.think diferent

Si tú cambias tus actos, tus creencias y tu sistema de valores, el mundo cambiará también. Y seguro, que a mejor

1176209_715553935127934_1123125658_n

 

CREE EN TI Y EN LO QUE QUIERES

creer-crear

El refrán dice que “hay que verlo para creerlo” pero,  debería ser al revés, HAY QUE CREERLO PARA VERLO. Cree en lo que haces y obtendrás los resultados que quieres.

Planteatelo así: Piensa en la primera persona del verbo creer: YO CREO. Y ahora, en la primera persona del verbo crear: YO CREO.

Ahí lo tienes, si tu crees que puedes, empezaras a crear tu propio futuro, a tú medida.

EMPIEZA YA

 

 

OPTIMISMO REALISTA E INTELIGENTE

sonrisa

Algunas personas piensan que el optimismo está relacionado con la ignorancia o la negación de la realidad, que se centra en ser feliz por ser feliz, cerrando los ojos ante la realidad con el propósito de no ser dañado pero, no se trata de que neguemos los problemas, o el dolor, ni de quitarle importancia a lo que sucede, o ser ingenuos o irresponsables. Al contrario, se trata de aceptar la realidad, con sus aspectos positivos y negativos pero, centrándonos en las posibles alternativas para avanzar.

El optimismo es una elección. Elijamos el optimismo realista e inteligente.