PERSONAL INFINITY COACHING
Somos los expertos en nosotros mismos.
Consigue tus sueños.
ENTRA EN ACCIÓN.
Todos somos capaces de llevar nuestra vida hacia donde queremos.
Empecemos por el principio.
YO PUEDO……
Si nosotros cambiamos, cambiará nuestro entorno.
AUTOCOACHING
Toma las riendas de tu vida.
Saca lo que tienes dentro.
Descubre todas tus posibilidades.
¿Una ayuda?
Cuenta con el coaching para conseguir tus objetivos
Llegaras hasta donde quieras.
Ponte a trabajar.
ES TU VIDA.
NO hay nada imposible
Si quieres cambiar tu vida, cambia tu forma de hacer las cosas, si no seguirás obteniendo los mismos resultados.
Todas las oportunidades están ahí, para ti.
No dejes pasar la vida.
VIVELA como tu quieres.
Ser optimista es una elección.
Aprende a ver los aspectos positivos de la vida.
Consigue tu objetivo.

¿CÓMO PUEDES MEJORAR TÚ VIDA?

Para mejorar TÚ vida, sigue un principio muy fácil:

PÓRTATE CON LOS DEMÁS COMO TE GUSTARÍA QUE ELLOS SE PORTARAN CONTIGO.

Así, poco a poco, tú entorno irá cambiando a mejor, porque lo semejante, atrae a lo semejante.

La vida es como el eco: si no te gusta lo que estás recibiendo, presta atención a lo que emites, y cámbialo para que se transforme en algo mejor.

Enseña este principio a tus hijos, y a todos los que te rodean, y cuando te quieras dar cuenta, TÚ vida será como la deseas.

 

¡FELIZ 2015¡

QUE SEA EL PRINCIPIO DE TÚ NUEVA VIDA

Y QUE CONSIGAS TODO AQUELLO QUE TE HAGA FELIZ

 

 TIENES QUE CONSTRUIR ESA NUEVA VIDA

¡EMPIEZA YA!

¡ENTRA EN ACCIÓN!

DECIDE CUANDO QUIERES QUE EMPIECE “TÚ” NUEVA VIDA

CARA SONRIENTE

Estas Fiestas son un momento tan bueno como cualquier otro para mirar a nuestro alrededor y ver si la vida que tenemos es la que queremos.

Tienes lo que quieres – Trabaja para que tú vida siga evolucionando conforme a las metas que tú te marques.

Puedes mejorar algo -Ponte manos a la obra y cambia lo que necesites.

No te conformes con la vida que “te ha tocado”, ni te dejes llevar por el conformismo, los miedos, las posibles limitaciones económicas o la opinión de los demás. Si tienes claro lo

que quieres: A por ello. Si cualquier otro puede hacerlo, tú también. Y si nadie lo ha hecho, tú puedes ser el primero en conseguirlo.

Diseña tu propia vida, a tú medida, y lleva tus proyectos a la práctica. El hacer que tú vida sea como tú has elegido hará que encuentres satisfacción en el camino y en cada paso que

des para conseguir tus objetivos.

Cada día es importante para conseguir lo que queremos.

Céntrate en lo que quieres, y ni pienses en lo que no quieres que pase ¿para qué? Si no es tú objetivo.

PONTE EN MARCHA Y PIENSA EN POSITIVO.

¡ A POR “TÚ” NUEVA VIDA !

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (VI)

Ya es el momento, ENTRA EN ACCIÓN, no lo dejes para más tarde.

Recuerda que para poder abordar los proyectos, a veces hay que trocearlos e ir marcando objetivos parciales. Así, cuando consigas el primero, tendrás tu primera recompensa y podrás abordar el siguiente, hasta que tengas en tu mano lo que quieres. A partir de ahí puedes conseguir lo que quieras, y a tú manera.

Y algo muy importante TU, TRABAJAS Y ESTUDIAS PARA TI MISMO, PARA CONSEGUIR LO QUE TE HACE FELIZ, no para los demás, por eso dedica tú tiempo a “ser y conseguir” tu propio bienestar. ESTÁ EN TU MANO.

Hábito 47:

Si te das cuenta que te has equivocado en una pregunta o bien se termina el tiempo, no entres en pánico. Si te queda tiempo, escribe esbozos de apuntes indicando como planificaste tu respuesta. Haciéndolo puedes obtener algunos puntos extras.

Hábito 48:

Siempre revisa las pruebas después de corregidas. A veces el profesor puede cometer errores cuando está revisando tantas pruebas y siempre existe la posibilidad que sea la tuya.

Hábito 49:

Nunca dejes en blanco, especialmente preguntas de alternativa. Cuando esto suceda, no entres en pánico. “Adivinar con talento” involucra lo siguiente:

• En la pregunta, trata de eliminar las alternativas que tú sabes están incorrectas.

• “Nada de lo anterior” es usualmente una pobre suposición, mientras que “todo lo anterior” está generalmente bien.

• Las respuestas más largas de selección múltiple son buenas suposiciones.

• Nunca dejes una pregunta en blanco – dale tu mejor suposición.

• Las respuestas exageradas generalmente son“falsas”.

Hábito 50:

Si miras la hoja de la prueba y quedas con la mente en blanco, eso es causa del estrés, escribe algunas frases. Haz apuntes de algo que tú sepas, aún si está vagamente señalado en las preguntas. Entonces comienza a escribir una respuesta. Esto liberará tus pensamientos y tu “bloqueo” mental desaparecerá luego.

Hábito 51:

En las pruebas de desarrollo utiliza la técnica del “Súper memorión”. Si se puede, escribe todo lo que has memorizado – hechos, nombres, fechas, ideas, eventos, eso ANTES de hacer nada. A veces la lectura a través de preguntas de ensayo puede distraerte de lo que has estudiado. La “técnica del Súper memorión” requiere que tú escribas todo lo que sea posible ANTES que comiences a escribir las respuestas del ensayo. De esta forma, es menos probable que olvides algo importante.

Hábito 52:

Revisa tu prueba tan pronto te la devuelvan. Esto te dará una idea del tipo de preguntas que pueden surgir en la siguiente prueba y también ayudará a que decidas que te gustaría hacer diferente la próxima vez. Lo más importante es aprender de tus errores.

(libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes . ¡Los campeones No nacen, Se hacen! (de Pablo Menichetti y Mamiko Ito) The Learning Partner 2011.)

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (V)

¿Qué tal llevas lo de diseñar TU propia forma de estudiar?. Acuerdate que todo lo que te cuento son solo herramientas pero, luego eres TU el que decide como quieres  hacer las cosas.

Cuando leas estos hábitos, no te eches para atrás y digas: Yo no puedo hacer todo eso. Leelos tranquilamente, elige lo que te puede ser de utilidad “a TI” y marca tu plan de acción.

Una vez marcado, solo queda practicarlo e irlo adaptando y perfeccionando a cada situación, o elegir otro sistema si te das cuenta de que es más adecuado para ti..

¿HAS EMPEZADO YA?:  Hoy, ya es tarde, anímate y empieza a trabajar PARA TI MISMO.

Hábito 37:

Lee muy cuidadosamente todas las instrucciones de la prueba, es decir, cuántas preguntas debes responder, si puedes elegir o debes contestarlas todas, si algunas preguntas tienen más puntaje que otras, etc.

Hábito 38:

Lee toda la prueba rápidamente para identificar aquellas preguntas que tú crees puedes responder mejor. Probablemente reconocerás un montón de preguntas similares a aquellas que tú mismo te hiciste. Otras pueden requerir respuestas similares a las respuestas que preparaste durante el año pero que han sido realizadas desde una perspectiva algo diferente.

Hábito 39:

Divide tu tiempo para cada pregunta dependiendo de la que tenga mayor puntaje. Si todas las preguntas tienen el mismo puntaje, reparte el mismo tiempo entre el número de respuestas requeridas.

Hábito 40:

Antes de responder la pregunta, léela cuidadosamente, anota las “palabras claves”. Utiliza un destacador en la prueba para marcar las “palabras claves” en las preguntas. Hazlo tan pronto comiences la pregunta.

Comparte e No Nacen, Se Hacen!

Hábito 41:

Comienza por lo fácil pero hazlo rápido, lo cual te permitirá poner en marcha tus procesos de pensamiento.

Hábito 42:

Asegúrate de no ocupar demasiado tiempo en tu primera pregunta, esto es para que luego no pienses que no tienes tiempo para la última.

Hábito 43:

Asegúrate de incluir solamente materia relevante en la pregunta y evita rellenar tus respuestas. Enfócate en colocar las palabras claves que estudiaste, estas palabras son las que te entregaran el puntaje.

 Hábito 44:

Responde las preguntas en la secuencia ya descrita, es decir, analiza y define, construye una estructura y completa el centro de la respuesta, de modo de desarrollarla de una manera organizada.

Hábito 45:

Asegúrate que tus respuestas estén claras, legibles y correctas gramaticalmente, en puntuación y ortografía. Las respuestas bien construidas llamarán inconscientemente la atención del profesor y podrán influir en la nota final. Las hojas limpias probablemente obtengan notas más altas que aquellas manchadas.2 Hábitos de los Estudiantes Excelentes

Hábito 46:

Tómate la molestia de dar una rápida mirada a tus respuestas antes de llevarlas al papel. Te dará la oportunidad de corregir cualquier error y realizar los cambios de último minuto. A menudo tú puedes obtener unos pocos puntos extra haciendo esto.

(libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes . ¡Los campeones No nacen, Se hacen! (de Pablo Menichetti y Mamiko Ito) The Learning Partner 2011.)

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (IV)

Todos estos hábitos que estamos conociendo, o recordando,( libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes . ¡Los campeones No nacen, Se hacen! (de Pablo Menichetti y Mamiko Ito) The Learning Partner 2011). no los teneis  que tomar como unas pautas obligatorias,  son solo herramientas que, adaptandolas a nuestra forma de hacer las cosas,  nos van a permitir mejorar en nuestra forma de estudiar.

Lo importante es  pararnos a pensar que es lo que nos va mejor a nosotros para estudiar, concretar como lo queremos hacer, y cual es nuestro objetivo y, a partir de ahí: ENTRAR EN ACCIÓN. Solo pensar en como lo puedo hacer no nos lleva a ningún sitio. Podemos tener un método infalible pero, si no lo aplicamos, no servirá de nada.

Y recuerda, las cosas no se consiguen de un día para otro, hay que trabajar en ellas.  Practicando en esos hábitos que TU has elegido, pasaran a f0rmar parte de tu forma de hacer las cosas, y habrás dado un paso más para llegar a donde quieres. Cuanto antes empieces, antes lo consigues. EMPIEZA YA.

Hábito 27:

Siempre mantén tus objetivos en mente cuando estés estudiando. Escríbelos y colócalos en la pared de tu dormitorio o lugar de estudio. Idealmente has un poster y coloca imágenes de todos tus sueños. Donde quieres viajar, que quieres estudiar, a cuanta gente quieres ayudar. Tener los objetivos claros te dará fuerza para seguir estudiando.

Hábito 28:

Toma descansos entre estudio. El cerebro necesita descansar para rendir. No es recomendable estar más de 30 minutos concentrado sin descansar. Levántate, toma agua, respira profundo y descansa por 5 minutos. Recuperarás tu energía.

Hábito 29:

Utiliza un sistema de estudio

Hábito 30:

No dejes el estudio para último minuto. El cerebro necesita tiempo para digerir la información, aprende cuando descansa. Por eso nunca vas a lograr resultados excelentes si solo estudias el día anterior a una prueba. Organízate y guarda todos los días un tiempo para estudiar.

Hábito 31:

Planifica bien tú tiempo. El ideal es estudiar mínimo cinco veces antes de una prueba. En vez de estudiar mucho el día anterior, estudiar varias veces menos tiempo. Para eso tienes que planificar, lo ideal es utilizar un calendario semestral.

Hábito 32:

No estudies demasiado la noche anterior a tu prueba. Es un error tratar de absorber demasiada información en esta etapa y probablemente te dará “indigestión mental”.

Hábito 33:

Unos pocos días antes de las pruebas chequea en tu agenda el horario de ésta. Asegúrate de tener todas las fechas correctamente anotadas en tu agenda. Chequea la ubicación donde las darás. ¡Piensa cuán terrible sería que llegaras a la hora y día correctos pero al lugar equivocado!

Capítulo 2

Hábitos para el día del examen

 Hábito 34:

Llega temprano. Asegúrate de salir de casa o del lugar en que te encuentres con el tiempo suficiente para llegar por lo menos 20 minutos antes. No hay nada peor que correr a una prueba y llegar tarde. Solamente le estás agregando estrés a una situación de por sí estresante. Llegar temprano te permite ordenar los pensamientos, a lo mejor relajarte un poco y pensar positivamente.

Hábito 35:

Evita conversar del contenido con tus amigos antes de la prueba. Tenderás a comparar lo que tú sabes con ellos y generalmente sientes que ellos saben más cosas que tú.

 Hábito 36:

En la prueba, trata de sentarte lejos de cualquier distracción, por ejemplo, no te sientes cerca de una ventana donde puedes distraerte mirando a la distancia, o bien en la mañana o en la tarde el sol pueda reflejarse en tu cara. La idea es que te focalices sólo en la prueba y en la pregunta que estás tratando de responder.

 

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (III)

Estos hábitos que os estoy presentando, no basta con leerlos y decir, ¡Ah sí, yo lo hago algunas veces!. Deben convertirse en hábitos, a través de la repetición, porque entonces será cuando los incorporaremos a nuestra forma de hacer las cosas y eso nos permitirá trabajar utilizándolos sin ningún esfuerzo.

Es como conducir, al principio, te parece imposible que alguna vez puedas utilizar los pedales y las marchas al mismo tiempo y de forma automática pero, en poco tiempo, practicando, lo haces sin darte cuenta y de forma muy eficiente.

Entra en acción, y en poco tiempo, habrá mejorado tu forma de estudiar.

Es una pequeña inversión de tiempo que te permitirá ganarlo en el futuro. Empieza YA.

Hábito 16:

Lee en voz alta cuando estudies en casa. Esto incrementa la comprensión de lo que lees y estimulas tanto el lado derecho (visual) como el izquierdo (verbal) de tu cerebro. Las personas que utilizan ambos hemisferios del cerebro son las más exitosas, tanto en las profesiones relacionadas con uno u otro lado del cerebro.

Hábito 17:

Intenta ejercitar el hemisferio que menos utilizas. Si eres del tipo de hemisferio derecho (artístico, soñador, intuitivo), entonces trata de observar las series de TV científicas o programas educacionales. Si eres del tipo de hemisferio izquierdo (matemáticas, ciencia, contabilidad, etc), prueba unos cursos que incentiven el lado derecho del cerebro, como música, o teatro.

Hábito 18:

Los primeros y últimos minutos de una clase frecuentemente son los períodos más importantes. A veces se anuncia una prueba para el día siguiente, o bien se menciona alguna importante lectura o investigación en estos períodos.

Hábito 19:

Nunca te pierdas un trabajo extra o un control. Puede ser la diferencia entre una buena nota y la mejor nota.

Hábito 20:

Transfórmate en un experto “tomador de pruebas”.

Como ya mencionamos, prepara tantas preguntas como puedas encontrar sobre un tema y practica haciendo pruebas una y otra vez. Nunca preguntarás lo suficiente. Si haces solamente esto y nada más, obtendrás derechamente un gran resultado. Mientras más practiques, mejor te irá. Pregúntale a cualquier deportista.

Hábito 21:

Siempre haz los proyectos y tareas a tiempo y asegúrate que estén ordenados y bien presentados. Los estudiantes excelentes escriben bien y es fundamental expresarse en forma clara para obtener los máximos resultados. Asegúrate que cada hoja esté perfecta. La apariencia de ellas hace una gran diferencia.

Hábito 22:

Desarrolla y aprende cómo usar tu memoria. La mayoría de los éxitos dependen de tu memoria y de la habilidad para recopilar información. En mi libro “Aprendizaje Inteligente” muestro diferentes técnicas para memorizar de manera más rápida y

divertida. Algunos de los consejos que encontrarás son:

• Los tres pilares de la memoria son asociar, visualizar y repetir. Al utilizarlos todos la memoria es ilimitada.

• Los potenciadores de la memoria te ayudaran obtener lo mejor de tu cerebro y a

retener en el largo plazo.

• Técnicas de memoria para palabras y números explicadas paso a paso.

Hábito 23:

Planifica el tiempo de estudio de acuerdo a tu reloj biológico, o sea, define a qué hora estudias mejor. Algunos estudiantes son matutinos, otros diurnos, otros son nocturnos. Nuestros relojes biológicos son todos diferentes y tendemos a estudiar mejor cuando nuestra temperatura está alta. De manera que no luches contra esto sino que sácale ventaja. Las personas matutinas deberían estudiar empezando el día y por supuesto los “búhos nocturnos” tienden a “prender motores” a medianoche.

Hábito 24:

Además de estudiar solo, forma grupos de estudio. Los grupos de estudio permiten discutir ideas, conversar, explicar y escuchar. Todas estas son distintas formas de aprender. Además es mucho mas entretenido.

Hábito 25:

No pierdas tu tiempo reescribiendo textos. No aprenderás mucho y probablemente te aburrirás y perderás el interés. El aprendizaje pasivo es inútil. Estudiarás más activamente si mantienes un estado mental inquisitivo formulándote tantas preguntas y respuestas prácticas como puedas.

Hábito 26:

Mente sana en cuerpo sano. Esto significa cuidar tu dieta y hacer suficiente ejercicio. Te asombrarás del aumento de tu energía mental cuando estás físicamente bien.

(libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes . ¡Los campeones No nacen, Se hacen! (de Pablo Menichetti y Mamiko Ito) The Learning Partner 2011.)

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (II)

Seguimos conociendo los habítos que os pueden ayudar a concretar vuestra forma de estudiar (Libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes. Los campeones No nacen, Se hacen (De Pablo Maenichetti y Mamilo Ito-The Learning Partner 2011)

Hábito 6:

Mantén siempre un estado inquisitivo o curioso durante las clases y cuando estudies. Pregunta en clases, a tus amigos, a ti mismo y aprovecha todas las herramientas y contenidos de Internet. Esto mantendrá tu mente activa en relación a las clases y preparará tu mente para las preguntas que te hagan en el examen.

Hábito 7:

Escribe la mayor cantidad de preguntas que puedas al final de tus apuntes en clase. Especialmente toma nota y escribe todas las preguntas que se hagan durante la clase porque pueden esconder o sugerir lo que entrará en el examen.

Hábito 8:

Confecciona una “lista maestra” con la mayor cantidad de preguntas que puedas sobre el tema que estás estudiando. Puedes conseguirlas de exámenes pasados y de tus apuntes. Estas preguntas deben ser hechas en un formato similar al del examen, es decir, no responder en una palabra sino preferentemente, en formato de ensayo, breve o extenso.

Hábito 9:

Haz una lista con tantas “palabras claves” como sea posible y utiliza un mapa de ideas claves para escribirlas.

Si te enfocas en encontrar las palabras claves aprenderás a sintetizar de mejor forma la información.

Se Hacen!

Hábito 10:

Lo más a menudo que puedas, haz algunas preguntas y respóndelas como si fuera un examen. Al terminar, corrígelas y chequea como te va. Esto te ayudará a aprender de tus errores y te mostrará áreas que necesitarás focalizar más. Incluso puedes darte un tiempo límite de modo que experimentes algo de la ansiedad que sentirás en el examen real.

Hábito 11:

Cuando respondas una pregunta, enfréntala siempre en etapas. Primero, en tus propias palabras, interpreta lo que realmente se está preguntando. En segundo lugar, escribe un contexto general que definirá tu respuesta. Finalmente, construye el centro de la respuesta.

Hábito 12:

C1onsidera tu carrera escolar como un buen negocio. Esto significa no perder clases. Si tú te pierdes una reunión de negocio en el mundo real, afecta la productividad. Utiliza todas las herramientas disponibles para un buen negocio como son los computadores, los libros, etc. Estás invrtiendo mucho tiempo y dinero en tu carrera y este tiempo que estás estudiando son los mejores años de la vida.

¡Los Campeones No Nacen, Se Hacen!

Hábito 13:

Trata de preparar las materias antes de clases. El objetivo de una clase es aclarar dudas, no escuchar la información por primera vez. Lee los correspondientes capítulos antes de clase, así sabrás lo que habla el profesor y podrás hacerle las preguntas que tengas. Participarás más, el profesor te lo agradecerá y darás una buena impresión a tus compañeros.

 Hábito 14:

No temas miedo a preguntar en clase. Solo los que participan aprenden. Es probable que la mayoría de los otros alumnos tengan preguntas similares y discutirlas en clases te ayudará a recordarlas durante el examen. Aún si la pregunta te causa vergüenza o confusión, mejor… ¡nunca olvidarás la respuesta!

 Hábito 15:

Siéntate adelante de la clase. Te sentirás mejor haciendo preguntas porque nadie se tendrá que voltear para escucharte y también es más probable que no te duermas porque estás más involucrado en lo que está sucediendo y probablemente serás emplazado por el profesor. No temas que el profesor haga más preguntas a los alumnos que están adelante porque ello te mantendrá pensando más activamente durante la clase.

 

ELIGE TU FORMA DE ESTUDIAR ¿QUE TE PARECEN ESTAS IDEAS? (I)

Group of Teens

¿Cómo estudiamos? ¿Cómo podemos mejorar nuestra forma de estudiar?.

Cada uno tenemos nuestra forma de hacer las cosas pero, a todos nos es útil conocer nuevas formas o concretar otras que, aun conociéndolas, todavía no las hemos aplicado. Ese aspecto es muy importante porque, en ocasiones nos encerramos en el monótono “Ya lo sé” pero, nunca entramos en “acción”. ¿De qué te vale saber algo que no aplicas y de lo que no obtienes los beneficios que quieres?

Para que tengáis más herramientas que os permitan entrar en acción y conseguir vuestros objetivos, durante varios días me gustaría compartir con vosotros el contenido del libro 52 hábitos de los estudiantes excelentes . ¡Los campeones No nacen, Se hacen! (de Pablo Menichetti y Mamiko Ito) The Learning Partner 2011.

He de destacar la parte de la introducción donde indican: Nuestro futuro no se construye por una gran acción que realicemos sino por las pequeñas acciones que hacemos todos los días.

Estas pequeñas acciones que se construyen todos los días se llaman “hábitos” y son los que forman a las personas y definen su destino. Si quieres cambiar tu destino cambia tus hábitos y el tiempo hará el resto.

Para ayudarte a pensar que hábitos podrían ayudarte a ser un mejor estudiante hemos hecho una lista con 52 hábitos que los estudiantes excelentes utilizan día a día para lograr sus resultados. No son grandes cambios sino pequeños detalles que sumados te permitirán alcanzar grandes objetivos.

Lo más importante es darse cuenta que todos tenemos la capacidad de ELEGIR qué hacemos con nuestra vida, de nosotros depende, de nadie más. Si ELIJO ser un estudiante excelente simplemente debo hacer lo que ellos hacen en forma permanente.

No lo hagas por nadie, hazlo por ti, demuéstrate a ti mismo que eres capaz de lograr los objetivos que te propones.

Capítulo 1

¿Cómo disminuir el tiempo de estudio y mejorar los resultados?

Hábito 1:

Antes de empezar cualquier curso, consigue una copia del Programa de Contenidos del curso si está disponible. Esto es muy importante porque podrás saber todas las materias que serán cubiertas a lo largo del año. De esta manera vas a adquirir una “mirada de águila” sobre lo que necesitas saber.

Hábito 2:

Trata siempre de averiguar la estructura que tendrá la prueba, test o examen, por ejemplo, si será de respuestas cortas, alternativas, respuestas tipo ensayo, cortas o

largas. Esto influirá en la forma en que tú te prepares.

Hábito 3:

Intenta conseguir la mayor cantidad de pruebas anteriores a las que puedas recurrir. No hay muchas formas de preguntar un mismo tema y seguramente será similar, si no lo mismo.

Hábito 4:

Después de clases, cuando estés en la casa, pasa en limpio tus apuntes. Haz apuntes inteligentes de la materia, utiliza palabras claves, incorpora color en ellos y así podrás recordarlo fácilmente. A veces los apuntes pueden estar muy desorganizados, sin estructura ni títulos, debido a la prisa por escribir todo y lo que obtienes son páginas y páginas de texto difícil de aprender.

Hábito 5:

Escribe los títulos y subtítulos de tus apuntes como preguntas, más que como afirmaciones. Esto tiende a estimular la respuesta racional y puede ayudarte a preparar las preguntas y respuestas para tus pruebas o exámenes.

¿CUAL ES TÚ ACTITUD ANTE TÚ VIDA?

principe azul

¿Es esta tu actitud ante la vida?

Si nunca están conforme con lo que te pasa,

es el momento de pararte a pesar que es lo que realmente quieres y como vas a conseguirlo.

Tienes que poner los pies en la tierra.

No todo lo que te rodea puede ser inadecuado para ti,

solo tienes que tener claro lo que de verdad quieres y buscarlo.

ABRE LOS OJOS. A tu alrededor hay más cosas positivas que negativas , ELIGE LAS QUE TU QUIERAS.

Cuando empieces  a buscar algo o quieras fijar un objetivo, preguntate:

¿PARA QUE LO QUIERO?, y ante cada respuesta, vuelve a plantearte la pregunta.

Eso te ayudará a determinar tu objetivo final y a descubrir lo facil que es conseguirlo si te pones en acción.

EMPIEZA YA

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE DEJAR QUE NUESTROS HIJOS BUSQUEN SUS SOLUCIONES

piramide

 

Cuando hablamos con los niños o adolescentes, e incluso con los adultos que nos rodean, en determinadas ocasiones, con toda nuestra buena intención, nos centramos en decirles lo que queremos que hagan y como lo deben hacer, sin preocuparnos de cuál es su objetivo, ni de facilitarles las herramientas para que sean ellos los que lo hagan a su manera.

Esa actitud puede contribuir a que los demás no entren en acción sino que solo esperen a que alguien les de la solución o las indicaciones para conseguirlo pero, ¿QUEREMOS ESO PARA NUESTROS NIÑOS O PREFERIMOS QUE APRENDAN A DETECTAR LO QUE QUIEREN Y QUE HAGAN TODO LO POSIBLE PARA CONSEGUIRLO?.

Es verdad que entonces corremos el riesgo de que hagan las cosas de alguna forma que no se adapta a nuestra forma de ver el mundo o de actuar pero, ¿ES ESO MALO?

Por supuesto que no es malo y puede ser enriquecedor para ambas partes. Eso sí, nadie nace sabiendo, por lo que nuestra labor debe encaminarse a mostrarles los valores y herramientas que pueden utilizar para que se planteen que es lo que quieren y como lo pueden conseguir.

Pero ¿cómo lo podemos hacer?. En coaching utilizamos las preguntas como herramienta para que cada persona vaya descubriendo, por sí mismo, lo que le gusta y como puede llegar a conseguirlo. A través de preguntas sugerentes (¿tu como lo harías?¿qué te gusta?¿para qué quieres conseguir eso….?¿cómo te sentirías si lo consiguieras? ….) podemos hacer que los niños abran los ojos y descubran nuevas posibilidades y que se paren a pensar en ello, para poco a poco, encontrar su propia solución.

Tan importante como las preguntas, son los silencios, de tal forma que, ante nuestra pregunta, debemos dejar que tengan tiempo suficiente para que piensen en lo que quieren, las posibles consecuencias y formas de conseguirlo. Acostumbrados al ritmo de vida actual, eso puede costarnos un poco pero, facilita el que desde pequeños sean conscientes de que tienen en sus manos la posibilidad de que la vida sea como quieren, y de que aprendan a gestionar sus pequeños fracasos y a utilizarlos como un escalón para subir el siguiente peldaño.

TODO SE APRENDE. CONTRIBUYAMOS A QUE DESDE PEQUEÑOS CONOZCAN LAS HERRAMIENTAS PARA QUE SU FUTURO SEA COMO ELLOS QUIERAN.