PERSONAL INFINITY COACHING
Somos los expertos en nosotros mismos.
Consigue tus sueños.
ENTRA EN ACCIÓN.
Todos somos capaces de llevar nuestra vida hacia donde queremos.
Empecemos por el principio.
YO PUEDO……
Si nosotros cambiamos, cambiará nuestro entorno.
AUTOCOACHING
Toma las riendas de tu vida.
Saca lo que tienes dentro.
Descubre todas tus posibilidades.
¿Una ayuda?
Cuenta con el coaching para conseguir tus objetivos
Llegaras hasta donde quieras.
Ponte a trabajar.
ES TU VIDA.
NO hay nada imposible
Si quieres cambiar tu vida, cambia tu forma de hacer las cosas, si no seguirás obteniendo los mismos resultados.
Todas las oportunidades están ahí, para ti.
No dejes pasar la vida.
VIVELA como tu quieres.
Ser optimista es una elección.
Aprende a ver los aspectos positivos de la vida.
Consigue tu objetivo.

BREVES IDEAS PARA POTENCIAR EL OPTIMISMO- 2

140215-01

Redacta una carta de agradecimiento a alguien que haya hecho algo por ti pero nunca se lo hayas dicho. De forma concreta enumera lo que hizo por ti y cómo eso afectó de forma positiva tu vida.

BREVES IDEAS PARA POTENCIAR EL OPTIMISMO-1

417224-944-708

Escribir cada noche antes de ir a dormir tres cosas buenas que hayan pasado en el día, aunque te parezcan insignificantes.

Si algo te ha salido bien,  te has reido con alguien o de algo, alguien te ha echo sentir especialmente bien, has hecho algo que tenías pendiente desde hace tiempo, has cumplido un objetivo …. se consciente de esa sensación y fijala en tu pensamiento.

EJERCICIOS PARA POTENCIAR EL OPTIMISMO

pensamiento-positivo

El positivismo, se entrena, y en estos días os voy a sugerir algunos ejercicios que conseguirán que vuestro cerebro aprenda a ver el lado positivo de cada situación. Como cualquier ejercicio, para que sea efectivo no basta con hacerlo una vez, sino que deberéis aplicarlo cada vez que se os plantee una situación que os pueda inclinar hacia el pesimismo.

Las personas optimistas piensan que los problemas constituyen un contratiempo pasajero y que sus problemas se reducen a ese momento y los asumen como una eventualidad, que no va más allá, ni tiene porque extenderse a su vida futura.

Para poder incrementar el optimismo, Martín Seligman (psicología positiva-EEUU) propuso un método que consiste en detectar y luego rebatir los pensamientos pesimistas, con realidades, que deben ser veraces, y que permiten, que nosotros mismos, detectemos la incorrección de nuestras creencias negativas.

Hemos de aprender a discutir con nosotros mismos, a ver todas las posibles situaciones y así detectar la adversidad, nuestra creencia vinculada a la misma,  las consecuencias, y a partir de allí, rebatir esa creencia y buscar otras alternativas, que harán que cambie nuestro estado de ánimo.

Ejemplo:

Adversidad: He suspendido un examen.

Creencias: No tengo capacidad suficiente para aprobar y todo el mundo va a pensar que soy poco inteligente, que no voy a conseguir un trabajo o ingresar en la universidad, y que no valgo para nada, por lo que no van a tener ningún interés en pasar tiempo conmigo.

Consecuencias: Me he sentido inútil, solo y avergonzado.

Rebatimiento: El hecho de que haya suspendido un examen no significa que no sea inteligente y que no valga para nada. En otras ocasiones he sacado buenas notas en varios exámenes, y aunque me es difícil estudiar la asignatura que he suspendido, porque no me gusta mucho y, por lo tanto, no le presto la suficiente atención, cuando hago ejercicios prácticos lo entiendo mejor, por lo que si cambio el método de estudio, podré mejorar. Además, soy una persona a la que le gusta el deporte, y me integro bien en los grupos, participando en muchas actividades con otra gente.

Revitalización: No me siento avergonzado como antes, ni inútil, y comprendo que soy mucho más que el resultado de un examen, y que en muchos aspectos de mi vida hago cosas bien.

Todos tenemos habilidades, UTILIZALAS para mejorar en aquellos aspectos en los que quieres conseguir mejores resultados.

Seligman, Martin, Aprenda optimismo, Grijalbo, 1998.

AYUDA A TU HIJO A SER OPTIMISTA

1003903_716552348361426_2065974718_n

No es tarea fácil educar a nuestros hijos, pero debemos inculcarles que afronten la vida de forma optimista y negocien por sí mismos sus propios desafíos. Para ello te pueden ser de utilidad estos recordatorios:

 Competencia

Haz saber a tu hijo de lo que es capaz. Ayúdale a potenciar sus fortalezas individuales y autorízale a tomar ciertas decisiones. No cometas el error de sobreprotegerle y crear inseguridades en él sobre sus capacidades.

Impulsa su autoestima, enfoca sus errores de forma específica y evita comparaciones.

Confianza

Tu hijo debe creer en sí mismo y ser conocedor de sus habilidades.

Hazle saber que valoras sus virtudes y mejores cualidades y reconócele sus buenos actos. Sé honesto, no sobreactúes con sus logros y no ejerzas presiones inabarcables sobre él.

Conexión

Es muy importante crear un fuerte vínculo familiar, donde se legitimen valores que eviten actitudes destructivas. Permítele expresarse, debe sentirse libre y cómodo a la hora de exteriorizar sus emociones.

Evita los tabús, hablad los temas y problemas abiertamente y con naturalidad. Habilita un área específica en la casa donde la familia pueda compartir tiempo y hobbies y así fortalecer la relación.

Carácter

Los niños crean sus valores y principios a través del reflejo de sus padres. Enseñale a ser empático y afectuoso con los demás, ayúdale a forjar su propio carácter y el desarrollo de su espiritualidad. Debes demostrarle de qué forma sus actuaciones afectarán a los demás. Incúlcale la importancia del apoyo de la comunidad. No le crees prejuicios, evita el racismo o estereotipos que puedan distorsionar su carácter.

Contribución

Demuéstrale lo importante que es para el mundo. Gracias a su contribución personal podrán encontrar su lugar y sentirse motivados, encontrando sentido a la vida.

Hazle saber que es privilegiado por su situación y que hay muchas personas que no tienen la misma suerte. Alecciónale a que sea generoso con los demás y crea momentos para que pueda contribuir y sentirse realizado.

Confrontarse

La vida está llena de retos y dificultades y debes enseñar a tu hijo a sobrellevarlas de manera efectiva. Prepárale para el mundo real, aunque debes hacerle ver el lado positivo de cualquier situación negativa.

Comprende que el exigirle que no tenga un comportamiento negativo no dará resultado, y que muchas de estas actitudes aparecen como intento de aliviar el estrés y el dolor en su vida. Evita que tu hijo desarrolle sentido de vergüenza, que le dé miedo hacer el ridículo, déjale expresarse.

Control

Los niños que son conscientes que pueden controlar las consecuencias de sus decisiones, son conscientes de que tienen la capacidad de reincorporarse. Este hecho es muy importante ya que promueve su competencia y confianza.

Ayúdale a entender que las cosas no pasan porque sí, que no todo en la vida es suerte sino que sus actos tienen consecuencias. Disciplínale haciéndole comprender que su acción tendrá una repercusión, no recurras a la solución más sencilla del castigo.

Referencia bibliográfica: Crear optimismo en niños. Healthy Children, 2013.